Huevos centenarios o milenarios

¿Alguna vez has visto huevos negros que parecen gelatina? Probablemente te has topado con imágenes de este tipo mientras navegabas por Internet.

Se llaman huevos centenarios o milenarios y son un clásico de la cocina china.

El nombre da a entender que los huevos tienen cien años de antigüedad. ¿Pero cuál es la verdad detrás de esto? Encontrarás la respuesta a medida que continúes leyendo.

Al observar imágenes de los huevos oscuros, debes haberte preguntado: "¿a qué sabe el huevo centenario?" Bueno, este artículo está aquí para proporcionarte los muchos detalles que podrías querer saber sobre los huevos centenarios.

¿Qué es?

Los huevos centenarios o milenarios representan un tipo de alimento tradicional en China, consistente en la preservación de huevos durante varias semanas o meses en una mezcla de arcilla, sal, ceniza de madera y cal viva. A lo largo de este proceso, la clara del huevo se torna de color marrón oscuro o negro y adquiere una textura gelatinosa, mientras que la yema se vuelve de un tono verde oscuro.

Estos huevos centenarios o milenarios presentan un sabor salado y una textura suave y cremosa al comerse. Se sirven frecuentemente como aperitivo, acompañados con salsa de soja, o se añaden al congee, una especie de gachas de arroz.

Los huevos centenarios pueden ser elaborados a partir de diversos tipos de huevos, incluyendo los de pato, codorniz y gallina.

Persiste el equívoco de que los huevos centenarios están podridos o estropeados, sin embargo, si son correctamente preparados, estos huevos se mantienen libres de bacterias y moho, siendo perfectamente seguros para su consumo.

Historia

Se dice que los huevos centenarios tienen su origen en Hunan, China, durante la dinastía Ming, hace aproximadamente seis siglos.

La historia más popular cuenta que un hombre los descubrió durante la construcción de su casa, cuando vio huevos de pato que habían estado en la cal apagada durante dos meses. Los comió y disfrutó del sabor, por lo que añadió sal para mejorar el sabor.

Otra historia, más romántica, es la de un hombre que dejó huevos en el jardín de una mujer a la que quería cortejar. Sin embargo, ella no los descubrió hasta que limpió el pozo de cenizas medio mes después. De esta manera, se crearon los huevos centenarios.

También se le llama 'huevo con patrón de pino' porque algunos de ellos tienen patrones similares a ramas de pino en la clara del huevo. Este plato chino no solo es famoso en China, sino en todo el este de Asia, donde tienen sus propios nombres para él.

Lo más probable es que este plato se creara durante la necesidad de preservar los huevos en el pasado, por lo que se cubrieron con arcilla alcalina, lo que llevó a la creación de los huevos centenarios.

Proceso de fabricación

MÉTODOS TRADICIONALES DE PRODUCCIÓN DE HUEVOS CENTENARIOS

La mayoría de las recetas comienzan con un huevo de pato, pero también se puede utilizar un huevo de gallina, de ganso o de codorniz. En lugar de usar solo arcilla, en la mezcla de revestimiento se incluye una mezcla de ceniza de madera, óxido de calcio (también conocido como cal viva) y sal, lo que aumenta el pH del contenido de sodio. Se infunden 1.4 kg de té en agua y se agregan 1.4 kg de óxido de calcio, 4.1 kg de sal marina y 3.2 kg de cenizas de roble quemado, se mezclan hasta obtener una pasta suave. Cada huevo se cubre individualmente a mano, con guantes puestos para proteger la piel de quemaduras químicas. Luego se enrolla en cascarillas de arroz, para evitar que los huevos se peguen entre sí, antes de que los huevos se coloquen en frascos cubiertos con tela o cestas tejidas densamente. Las cáscaras de arroz evitan que los huevos se peguen entre sí.

MÉTODOS MODERNOS DE PRODUCCIÓN DEL HUEVO CENTENARIO

Los huevos centenarios se hacen de huevos enteros pasteurizados u homogeneizados que se han empapado en una solución alcalina que contiene varios químicos como bicarbonato de potasio, carbonato de sodio, hidróxido de sodio y/o hidróxido de calcio. La mezcla también puede contener otros ingredientes incluyendo azúcar, gelatina, glicerina, ácido cítrico y colorantes alimentarios. Después de dejarlos sin perturbar a temperatura ambiente durante unos dos meses, estarán listos para comer.

¿Son seguros para comer?

La respuesta corta es sí. Los huevos centenarios, como muchos alimentos conservados, son seguros para comer, pero es importante verificarlos en busca de signos de deterioro antes de comer. Si bien el olor a amoníaco siempre estará presente en los huevos centenarios, un olor a amoníaco excesivamente malo o un hedor a moho son signos de que algo ha salido mal. La cáscara debe estar visiblemente intacta, sin grietas, agujeros o abolladuras. Cuando se agita o golpea, no debe haber ningún sonido de traqueteo.

También es importante obtener huevos centenarios de una fuente confiable. Solía ser común usar óxido de plomo durante el proceso de curado, lo que crea un huevo centenario que se considera más deseable pero también tiene el desafortunado efecto de ser tóxico para los humanos. Si bien existen normas de seguridad alimentaria en China que restringen los niveles tóxicos de plomo en los alimentos, algunos productores de huevos centenarios ignoran estas métricas en aras de un producto final "mejor". La buena noticia es que la mayoría de los huevos centenarios disponibles ahora están libres de plomo.

¿A qué saben los huevos centenarios y cómo se comen?

Con Congee

Un uso común para los huevos centenarios es en el congee, una especie de gachas de arroz. El huevo centenario se corta en trozos y se mezcla con el congee hacia el final de la cocción. El resultado es una combinación del sabor salado y umami del huevo con la suavidad y el sabor suave del congee, creando una experiencia culinaria única.

Como guarnición fría

Otro uso común para los huevos centenarios es como guarnición fría. Los huevos se cortan en rodajas finas y se sirven fríos, a menudo con una salsa de soja o vinagre. Esta es una forma popular de disfrutar los huevos centenarios durante los meses más calurosos del año.

Con Tofu en la Sopa de Huevos Centenarios con Carne Magra

Esta es una receta clásica que combina huevos centenarios con tofu y carne magra, a menudo de cerdo. Los ingredientes se cocinan juntos en un caldo para crear una sopa rica y sabrosa.

Aquí está una receta simple:

Con Tofu en la Sopa de Huevos Centenarios con Carne Magra

Los huevos centenarios tienen un sabor fuerte y salado, con un toque de umami. A pesar de su apariencia inusual, los huevos centenarios son muy apreciados en la cocina china por su sabor rico y único.

Ingredientes:

  • 2 huevos centenarios
  • 200g de tofu
  • 100g de carne de cerdo magra
  • Sal al gusto

Preparación:

  1. Corta el tofu y la carne de cerdo en rodajas finas.
  2. Corta los huevos centenarios en rodajas finas o en cuartos.
  3. Coloca todos los ingredientes en una olla y añade suficiente agua para cubrirlos.
  4. Cocina a fuego lento durante al menos 30 minutos o hasta que la carne esté bien cocida y el caldo tenga un sabor rico.
  5. Sazona con sal al gusto.

Beneficios para la Salud del Huevo Centenario

El huevo centenario tiene una amplia gama de beneficios, particularmente sobre los huevos tradicionales, que incluyen:

  • Gran fuente de Hierro
  • Alta nutrición en proteínas
  • Gran fuente de Vitamina D
  • Excelente fuente de Selenio
  • Reduce la presión arterial
  • Aumenta la función hepática
  • Mejora la visión

Malentendidos

Existen rumores maliciosos que afirman que los huevos centenarios se sumergen en orina de caballo, algo que, por supuesto, es una fabricación completa. La orina de caballo ni siquiera es alcalina, algo que se necesita para hacer huevos centenarios. Una razón para el malentendido podría ser que en tailandés y lao, las palabras locales para los huevos centenarios se traducen literalmente a "huevos de orina de caballo". Otros podrían confundirlo con los "huevos de niño virgen", que se preparan con orina, pero no de caballos.

Es importante aclarar que los huevos centenarios no tienen relación alguna con la orina en su proceso de fabricación. Se producen mediante la conservación de huevos en una mezcla alcalina, normalmente a base de arcilla, ceniza, sal y cal. Este proceso cambia la textura y el color del huevo, pero no implica el uso de orina o cualquier otro líquido de este tipo.

Blog

Ver todos
madreselva

Madreselva: Qué es, Caracteristicas, Beneficios para salud, Usos.

En este artículo, hemos explorado el fascinante mundo del té de flor de madreselva, una bebida que no solo deleita los sentidos, sino que también ofrece numerosos beneficios para la salud. Hemos re...

yakitori

Yakitori: La Guía Completa para Descubrir el Auténtico Sabor de Japón

Yakitori: La Guía Completa para Descubrir el Auténtico Sabor de Japón', nos sumergimos en el fascinante mundo del yakitori, una de las joyas culinarias de Japón. Esta guía exhaustiva te lleva a tra...

Kweichow Moutai: Un Viaje Profundo en la Tradición, Calidad e Influencia del Licor Legendario

Kweichow Moutai: Un Viaje Profundo en la Tradición, Calidad e Influencia del Licor Legendario

En este artículo fascinante y detallado, te llevaremos al maravilloso mundo del Moutai de Guizhou. Desde sus profundas raíces históricas y culturales hasta su reconocimiento como una bebida única y...

Envío Gratis

Penisula a partir de 60€

Soporte Online

Atención al cliente

Pagos Online seguros

Contamos con Certificado SSL / Seguro